Qué debemos saber acerca de la autoestima

  • 0
autoestima

Qué debemos saber acerca de la autoestima

Category : Psicología

Cada caso de TCA es único y con características individuales propias, sin embargo, en la mayoría de ellos encontramos un mismo problema de base: una baja autoestima. Alrededor de este término existen numerosas dudas e inquietudes, sobre todo por parte de los padres, a la hora de conocer qué se entiende por una buena autoestima y qué debemos hacer para potenciarla.

Qué es la autoestima

Las creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, las cualidades, capacidades, modos de sentir o de pensar que nos atribuimos, conforman nuestra “imagen personal” o “autoimagen”.
La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos sobre la base de las sensaciones y experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de la vida. La autoevaluación es muy importante, puesto que de ella dependen en gran parte la realización de nuestro potencial personal y nuestros logros.
De este modo, las personas que se sienten bien consigo mismas, que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y responsabilidades que la vida le plantea.
Por el contrario, aquellas personas con una autoestima baja y una autoevaluación negativa tienden a autolimitarse y fracasar.

Cómo se afronta la autoestima

La realidad es que el concepto de uno mismo va desarrollándose poco a poco a lo largo de toda la vida, cada etapa aporta en mayor o menor grado, experiencias y sentimientos, que darán como resultado una sensación general de eficacia, valía o incapacidad.
La adolescencia es una de las fases más críticas en el desarrollo de la autoestima, en la que el joven necesita forjarse una identidad firme y conocer a fondo sus posibilidades como individuo. Es una época en la que el adolescente pasa de la dependencia de la familia a la independencia, a confiar en sus propios recursos.
Cuando en la infancia no se ha desarrollado una fuerte autoestima, es posible que pueda sentirse poco valioso y corra el peligro de buscar esa seguridad utilizando otros caminos, que pueden llegar a ser a la larga autodestructivos.

La baja autoestima, además, está estrechamente relacionada con la distorsión del pensamiento, es decir, tienen una visión de sí mismos que no se ajusta a la realidad que perciben los demás. Del mismo modo, este tipo de personas mantienen unas exigencias perfeccionistas desmesuradas.

La baja autoestima

Algunas formas de pensamiento relacionadas con la baja autoestima son:

  • Sobregeneralización: A partir de un hecho aislado se crea una regla universal, general, para cualquier situación y momento: He fracasado una vez (en algo concreto); !Siempre fracasaré! (se interioriza como que fracasaré en todo).
  • Designación global: Se utilizan términos peyorativos para describirse a uno mismo, en vez de describir el error concretando el momento temporal en que sucedió: ¡Que torpe (soy)!.
  • Pensamiento polarizado: Pensamiento de todo o nada. Se llevan las cosas a sus extremos. Se tienen categorías absolutas. Es blanco o negro. Estás conmigo o contra mí. Lo hago bien o mal. No se aceptan ni se saben dar valoraciones relativas. O es perfecto o no vale.
  • Autoacusación: Uno se encuentra culpable de todo. Tengo yo la culpa, !Tendría que haberme dado cuenta!.
  • Personalización: Suponemos que todo tiene que ver con nosotros y nos comparamos negativamente con todos los demás. !Tiene mala cara, qué le habré hecho!.
  • Lectura del pensamiento: supones que no le interesas a los demás, que no les gustas, crees que piensan mal de ti…sin evidencia real de ello. Son suposiciones que se fundamentan en cosas peregrinas y no comprobables.
  • Falacias de control: Sientes que tienes una responsabilidad total con todo y con todos, o bien sientes que no tienes control sobre nada, que se es una víctima desamparada.
  • Razonamiento emocional: Si lo siento así es verdad. Nos sentimos solos , sin amigos y creemos que este sentimiento refleja la realidad sin parar a contrastarlo con otros momentos y experiencias. “Si es que soy un inútil de verdad”; porque “siente” que es así realmente

ideas-para-aumentar-la-autoestima

Cómo mejorar la autoestima

Una vez que conocemos qué es la autoestima, debemos aprender que hay algunas formas de mejorarla o potenciarla:

  • Convierte lo negativo en positivo: “No hables”, “No puedo hacer nada”, “No soy lo suficientemente bueno/a” a “Tengo cosas importantes que decir”, “Tengo éxito cuando me lo propongo”, “Soy bueno/a en muchas otras cosas”.
  • No generalizar: Debemos aceptar que podemos tener falles en ciertos aspectos, pero no quiere decir que en general y en todos los aspectos de nuestra vida seamos “desastrosos”.
  • Centrarse en lo positivo: Observar las características buenas que tenemos. Todos tenemos algo bueno de lo cual podemos sentirnos orgullosos. Debemos apreciarlo y tenerlo en cuenta cuando nos evaluemos.
  • Hacerse conscientes de los logros o éxitos: Tomar conciencia de los logros o éxitos que tuvimos en el pasado e intentar tener nuevos en el futuro.
  • No compararse: Todas las personas somos diferentes. Todos tenemos cualidades positivas y negativas.
  • Confiar en nosotros mismos: Confiar en uno mismo, en nuestras capacidades y nuestras opiniones. No preocuparse excesivamente por la aprobación de los demás.
  • Aceptarse: Fundamental ser capaces de aceptarse uno mismo, con nuestras cualidades y defectos. Ante todo somos personas importantes y valiosas.

Tener una buena autoestima no es sólo una tarea del paciente o la persona enferma, sino también de los padres, la familia y los cuidadores, puesto que para poder ofrecer ayuda también es necesario cuidarse uno mismo y confiar en nuestros conocimientos y capacidades.

Fuente: Autoestima y Autosuperación: Técnicas para su mejora.

Leave a Reply