Pautas familiares para sobrellevar un trastorno alimentario en Navidad

Pautas familiares para sobrellevar un trastorno alimentario en Navidad

Las fiestas de Navidad son un período especial del año. Son días donde todo gira alrededor de celebraciones, en torno a la mesa y la comida, donde pacientes, familiares y entorno cercano espera con una mezcla de emociones y dudas: alegría, miedo por la comida, dudas sobre cómo compartirlos momentos en la mesa o con otros familiares que no estén incluidos en el tratamiento, con los amigos, ilusión por estar juntos, o interrogantes sobre cómo serán estas fechas con la enfermedad bajo tratamiento…

Esta alegría por reunirse con los seres queridos puede pasar a un segundo plano debido a la tremenda ansiedad que los pacientes experimentan al enfrentarse a la abundancia de comida propia de estas fechas y a la mayor exposición a ciertos alimentos “prohibidos” (bombones, turrones, dulces, etc).

  • La familia tiene el derecho y el deber devivirestas fechas, en la medida que sea posible, lo máximo acorde con la tradición que las que se hayan vivido en el pasado si así lo desea.
  • Mantener el plan alimentario tal y como se haindicado en cada caso, adaptándolo lo más posible al menú navideño.
  • Estar en tratamiento no significa no poder celebrar con normalidad estas fechas. A la hora de las comidas lo más probable es que, como pasa en el día a día, los pacientes estén preocupados por la comida. Si la persona está angustiada sentada a la mesa tras haber finalizado la comida, tal vez se puede trasladar la sobremesa a otroespacio (el salón), o retirar la comida de la mesa para evitar que el motivo de preocupación esté presente.
  • Es recomendable que no sea la comida laque cobreprotagonismo en estas fechas, y que la persona se pueda enfocar a muchas otras cosas típicas de esta festividad: las personas con las que comparte los días, la celebración en sí, vivir tradiciones en familia…
  • Es importante que la persona que está en tratamiento se sienta incluida, necesaria y valorada en la preparación y vivencia de lo que sucede en su casa. En las primeras etapas el paciente no puede ni decidir ni opinar sobre la comida, pero sobre otros aspectos de la organización de las fiestas sí.
  • Es muy importante tener en cuenta que, sobre todo en las primeras etapasdel tratamiento, en las que el síntoma está más activo, hay que recordar la importancia de mantener una doble visión sobre la persona que está en tratamiento por parte de los padres y personas cercanas: por un lado, está la persona enferma, y por el otro, la sana. En este sentido, si en alguna ocasión hay situaciones difíciles tener presente que el enfrentamiento no es nada personal contra la familia, es la enfermedad que habla y lo haría así ante cualquiera que intente erradicarla.
  • Poder preguntar abiertamente como está la persona. Si necesita alguna cosa, cómo se encuentra… Empatizar, ser comprensivos ante sus miedos e inseguridades.
  • Contar con los recursos disponibles que fueran necesarios. Preguntar a los profesionales en caso de dudas o situaciones conflictivas difíciles de manejar.
  • Es importante crear un ambiente relajado y normalizado en torno a la comida, al igual que el resto del año, y cumplir con las pautas personalizadas que se propongan en cada caso.
  • Las personas que se encuentran alrededor de la persona en tratamiento debende dar ejemplo, no saltándose comidas e intentando mantener una regularidad en los horarios.
  • Es importante que el tema central en la mesa no sea en torno a la comida todo el tiempo, intentaremos hablar de otras cosas que amenicen y hagan más llevadera la situación.
  • Intentar que los alimentos como dulces y restos de comidas no queden constantemente a la vista, guardarlos tras su consumo.
  • Las comidas deben incluir plato principal completo (o dos platos) ypostre. En caso de haber aperitivo, si la persona se muestra nerviosa y no se ve capaz de realizarlo correctamente (sobre todo en fases iniciales), servirlo en un plato individual aparte.
  • Tras la comida es recomendable hacer actividades agradables con ellos/as, para poder disminuir un poco esos niveles de ansiedad. Por ejemplo: juegos de mesa, sobre mesa en familia hablando de cosas divertidas, canciones…
  • Evitar presionar a la persona afectada, hay que dar un poco de margen y no permitir que el trastorno alimentario arruine las navidades, convirtiendo las comidas en motivo de discusión.
  • Es recomendable ajustar las expectativas en estas fechas. No marcar expectativas demasiado elevadas, son fechas muy difíciles que suponen una situación muy angustiosa para las personas afectadas, es recomendable abordar la situación desde una perspectiva más relajadas, permitiendo la posibilidadde equivocarnos, como puede hacerlo todo el mundo.

feliz-navidad-merry-christmas-spanish-text-vector-christmas-tree-35529661

Marina Ponzó, Psicóloga Sanitaria de ADABE

 


TALLER DE NUTRICIÓN EN ADABE

El comienzo del mes de Septiembre vino cargado de nuevos proyectos en ADABE!! Uno de ellos fue nuestro Taller de Nutrición, impartido por la nutricionista de la asociación Eva Martínez.

22050191_10155358749734219_1915440148698483525_n

El taller constaba de tres semanas temáticas. La primera semana (11, 13 y 14 de Sept.) las charlas iban destinadas al aprendizaje de educación nutricional, conocimientos nutricionales y mitos de la alimentación en TCA y alimentación emocional para familiares y afectados de trastornos alimentarios. La siguiente semana (18, 20 y 21 de Sept.) el taller estuvo orientado a población general, con el fin de prevenir este tipo de enfermedades.21728139_10155319195609219_1925479675190138617_n

Por último, en los días 25, 27 y 28 de sept. se llevó a cabo unas sesiones de cocina saludable para niños y adolescentes, donde podían aprender de manera divertida aspectos de una alimentación saludable mientras preparaban sus propias meriendas, almuerzos y tentempiés.

 

22195679_10155361509664219_3458847844672371307_n21685979_10155361510229219_6634315100261420551_n

22089135_10155361510169219_4864678701345739726_n

22089659_10155361509724219_5983741451231513238_n

 

Muchas gracias a todos los asistentes y participantes de los talleres, esperamos poder repetir el proyecto y que se una mucha más gente!

 


Diuréticos y Laxantes, no son productos adelgazantes.

En muchas ocasiones, podemos ver cómo personas con trastornos alimentarios utilizan y abusan de algunos fármacos con el objetivo de conseguir la ansiada pérdida de peso. Este tipo de productos o fármacos “adelgazantes” son los llamados diuréticos y laxantes.
Los diuréticos y laxantes son fármacos que, debidamente prescritos por un profesional médico, pueden ser herramientas útiles y necesarias ante determinadas patologías. Sin embargo, como todos los fármacos, pueden tener efectos secundarios indeseados que, en caso de un uso no controlado o indicado por el médico, pueden dar lugar a problemas muy graves para la salud.

“Read More”

Alimentación emocinal, vía de escape a los problemas

El término “alimentación emocional” hace referencia a la necesidad de comer como vía de escape a nuestros problemas emocionales.

Es un tipo de alimentación que surge por razones diferentes a tener hambre, llega de forma repentina y la persona suele decantarse por alimentos determinados.
Este tipo de alimentación va asociada a distintos estados emocionales, como estar triste, estresado, enfadado o aburrido, es decir, suele desencadenarse por una situación concreta o cambios de humor.
Es un tipo de alimentación no saludable, ya que puede acarrear comer en exceso incluso cuando se está lleno y comer de manera compulsiva.

 

A corto plazo, puede provocarnos sensaciones de alivio, ya que nos distrae y hace que focalicemos la atención en la comida y no en el problema que nos preocupa.
Pero a largo plazo solo los empeora, ya que impide buscar soluciones y no permite desarrollar un repertorio de estrategias que no sean perjudiciales para nuestra salud, y que además nos tranquilicen y nos ayuden a canalizar nuestras propias emociones.

Este tipo de alimentación es aprendida. Las personas que comen en respuesta a sus emociones, perdiendo el control y consumiendo extensas cantidades de comida, tienen un alto riesgo de padecer un trastorno de la conducta alimentaria. Por ello, es muy importante aprender a gestionar nuestras emociones de manera útil y práctica, sin recurrir a la comida.

Algunos consejos para nuestra vida diaria, a la hora de empezar a cambiar nuestros malos hábitos relacionados con el comer emocional, y que nos permitan calmar estas emociones negativas y gestionarlas, son:

  • Salir a caminar o pasear con la pareja, la familia, la mascota… como manera de relajarse y no intentar comer nuevamente.
  • Realizar alguna actividad física o plástica que te ayude a liberar tensiones o reducir el estrés (ya puede ser algún tipo de ejercicio físico, o dibujar, manualidades…)
  • Si te sientes cansado, intenta dormir una pequeña siesta de 30 min, no recurramos a la comida para mantenernos más despiertos o sentirnos con más ánimo.
  • No confundir sensación de hambre con la de sed, mantenernos bien hidratados durante todo el día.
  • Desahogarse, desprenderse de las emociones que nos generan malestar. Para ello siempre es bueno acudir a un amigo, un familiar, o bien escribir lo que sientes en un pequeño diario.
  • Por último, es importante para controlar la alimentación emocional, realizar entre 4 y 6 comidas diarias, porque esto nos ayudará a reducir el tiempo entre comidas y con este, la probabilidad de sentir “angustia oral”.

hambre-emocional

 

Fuentes:
Vitónica-Controla la alimentación emocional
Expertos en Trastornos de la Alimentación -alimentación emocional

Alimentación equilibrada

¿Qué entendemos por alimentación equilibrada? 
¿Está relacionada con nuestro estado de salud? 
¿Sabes cuál sería la dieta ideal? …
Alimentación equilibrada
La alimentación o dieta equilibrada es la manera de alimentarse de forma variada en función de los requerimientos y condiciones personales. Los alimentos son vehículos a través de los cuales se incorporan al organismo todos los componentes necesarios.
A veces se confunde ingerir mucha comida con alimentación equilibrada o estado nutricional óptimo, dejando así de lado la calidad. No debemos olvidar que en una dieta es tan importante la cantidad como la calidad de la misma.
El estado nutricional está relacionado con numerosas enfermedades, ya sea por escasez de nutrientes (desnutrición) o por abundancia (hipernutrición), los dos conceptos son estados de malnutrición.
¿Qué es la desnutrición?
Es la deficiencia de nutrientes que generalmente se asocia a una dieta pobre en vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono y grasas.
Esta patología se desarrolla por etapas, primero cambian los valores de los nutrientes en la sangre, seguidamente, aparece cierta disfunción en órganos y tejidos, y finalmente se generan síntomas físicos con riesgo de muerte.
Los períodos de la vida en los que se tiene más predisposición a padecer desnutrición son la infancia, adolescencia, embarazo, lactancia y vejez.
La desnutrición en la infancia y adolescencia puede dejar graves secuelas, como problemas de desarrollo muscular, disminución del coeficiente intelectual y problemas de aprendizaje y memoria, entre otros.
¿Qué es la alimentación equilibrada?
¿Qué es la hipernutrición?
Es el exceso de ingesta de nutrientes y de energía. La abundancia de alimentos seguida del sedentarismo nos conduce a la obesidad y a otras patologías asociadas como son la diabetes, hipertensión, colesterol, etc…
La obesidad es un exceso de grasa corporal acumulada que afecta negativamente a la salud. En la actualidad es la segunda causa de muerte prevenible en España.
Pasos a seguir para una dieta equilibrada
Pasos a seguir para una dieta equilibrada
1. Consumir una amplia variedad de alimentos.
2. Ajustar la ingesta de calorías a las necesidades de cada persona teniendo en cuenta el ejercicio físico, de este modo se evitará tanto la desnutrición por déficit de calorías, como el sobrepeso y la obesidad por exceso de las mismas.
3. Reducir el consumo de grasa saturada y sustituirla por insaturada.
Más que la cantidad de grasa, importa el tipo de ésta. La más perjudicial es la tipo trans y la saturada. Cada vez hay más evidencias del efecto protector de los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados
4. Mantener una ingesta de proteínas que represente el 10-15% de la energía total diaria. Actualmente la ingesta de proteínas de origen animal es excesiva. Es interesante reducir la proteína de origen animal y aumentar la de origen vegetal.
5. Los hidratos de carbono representan un 50-55% de la energía total diaria. Se debe reducir el consumo de los hidratos con alto índice glucémico y sustituirlos por productos integrales ricos en fibra.
6. Se recomienda consumir cada día unas 5 piezas de frutas y verduras frescas, especialmente cítricos.
Tabla de Grupos de Alimentos. Qué nos aporta cada alimento
Consumir cada día unas 5 piezas de frutas y verduras frescas
Artículo escrito por:
Imma Cardona
Técnico Superior en Dietética y Nutrición
Voluntaria de ADABE

Alimentación y nutrición ¿sabes en qué se diferencian?

La alimentación y la nutrición
¿Conoces las diferencias que existen entre qué es alimentación y qué es nutrición?
La alimentación y la nutrición son dos procesos diferentes, pero que siempre van unidos.
Una persona puede estar suficientemente alimentada si ha comido alimentos, pero puede estar malnutrida si con estos alimentos no ha tomado los nutrientes necesarios para que su cuerpo funcione de una forma correcta.

¿Qué es Alimentación?
 La alimentación es un proceso voluntario influenciable por el cual tomamos una serie de sustancias contenidas en los alimentos que componen la dieta.
Una  buena alimentación implica ingerir la cantidad necesaria y equilibrada de nutrientes.

¿Qué son los Nutrientes? 
Son las sustancias que contienen los alimentos.
Son imprescindibles para completar la nutrición y necesarios para el crecimiento, reparación y mantenimiento de nuestro cuerpo.
Los nutrientes son: las proteínas, las grasas, los carbohidratos, las vitaminas, los minerales y el agua.

¿Qué es Nutrición?
Nutrición es un proceso involuntario.
Es el conjunto mediante el cual el cuerpo digiere, absorbe, transforma, utiliza y elimina los nutrientes de los alimentos.

¿Qué son los Alimentos?
Son las sustancias que se ingieren para subsistir.
De ellos se obtienen todos los elementos químicos que componen el organismo.

¿Qué es la Caloría?
La caloría es una unidad de energía. Es la cantidad de calor necesaria para elevar en 1ºC un gramo de agua.
Nuestro cuerpo utiliza las calorías para producir calor, para formar estructuras corporales, para generar movimiento, etc…

¿Qué es el Estado Nutricional?
Es la condición de salud de un individuo influida por la utilización de los nutrientes. Por tanto, refleja en cada momento, si la ingesta, absorción y utilización de los nutrientes son adecuadas a las necesidades del organismo.
tipos y funciones de nutrientes

Como hemos comentado anteriormente, los nutrientes son imprescindibles ya que sus funciones son las del crecimiento y el mantenimiento de nuestro cuerpo. Estas funciones se diferencian principalmente en tres: función energética, función plástica y función reguladora.

Por una parte, los nutrientes cumplen una función energética en la que nos proporcionan la energía necesaria para que podamos realizar todas nuestras actividades, como por ejemplo caminar, correr, trabajar, estudiar, etc…
Los nutrientes que cumplen esta función energética son los hidratos de carbono y las grasas.


Por otra parte en su función plástica, los nutrientes proporcionan los elementos materiales necesarios para formar la estructura del organismo para el crecimiento y la renovación del mismo, es decir, músculos, vísceras, huesos, etc.
En época de crecimiento el tamaño de nuestro cuerpo aumenta cada día, y esto sólo es posible si le aportamos al organismo la materia necesaria para hacerlo.
Como nutrientes plásticos tenemos a las proteínas.
Los nutrientes controlan las reacciones químicas que se producen en nuestro cuerpo, gracias a su función reguladora.
Tienen esta función los nutrientes que permiten a nuestro organismo utilizar correctamente los demás nutrientes ya citados y desarrollar sus funciones de una forma correcta.
Los que cumplen esta función son nutrientes sin valor energético y aquí encontramos a las vitaminas y los minerales. Son necesarios en cantidades muy pequeñas e imprescindibles para el correcto funcionamiento del metabolismo en general.
Artículo escrito por:
Imma Cardona
Técnico Superior en Dietética y Nutrición
Voluntaria de ADABE