TALLER DE NUTRICIÓN EN ADABE

  • 0
21314533_10155299535484219_8591407308069238121_n

TALLER DE NUTRICIÓN EN ADABE

El comienzo del mes de Septiembre vino cargado de nuevos proyectos en ADABE!! Uno de ellos fue nuestro Taller de Nutrición, impartido por la nutricionista de la asociación Eva Martínez.

22050191_10155358749734219_1915440148698483525_n

El taller constaba de tres semanas temáticas. La primera semana (11, 13 y 14 de Sept.) las charlas iban destinadas al aprendizaje de educación nutricional, conocimientos nutricionales y mitos de la alimentación en TCA y alimentación emocional para familiares y afectados de trastornos alimentarios. La siguiente semana (18, 20 y 21 de Sept.) el taller estuvo orientado a población general, con el fin de prevenir este tipo de enfermedades.21728139_10155319195609219_1925479675190138617_n

Por último, en los días 25, 27 y 28 de sept. se llevó a cabo unas sesiones de cocina saludable para niños y adolescentes, donde podían aprender de manera divertida aspectos de una alimentación saludable mientras preparaban sus propias meriendas, almuerzos y tentempiés.

 

22195679_10155361509664219_3458847844672371307_n21685979_10155361510229219_6634315100261420551_n

22089135_10155361510169219_4864678701345739726_n

22089659_10155361509724219_5983741451231513238_n

 

Muchas gracias a todos los asistentes y participantes de los talleres, esperamos poder repetir el proyecto y que se una mucha más gente!

 


  • 0
19598647_10155097577604219_2667113825132868865_n

ADABE EN LA “ESCUELA ABIERTA DE VERANO” DE ELCHE

Este verano ADABE participó en la “Escuela Abierta de Verano” que organizacada año Elx Conviu, Servicio de Dinamización Comunitaria de Elche!19598647_10155097577604219_2667113825132868865_n

Nuestras profesionales Eva Martínez (Nutricionista de ADABE) y Marina Ponzó (Psicóloga de ADABE) impartieron talleres de “Cocina Saludable” y “Tú vales más que una imagen”, donde el objetivo fundamental era hacer llegar a los más jóvenes hábitos saludables y recetas divertidas, además de alentar a la prevención de los Trastornos de la Conducta Alimentaria y la promoción de la salud.

En los talleres de “Cocina Saludable” se prepararon de una manera divertida y dinámica almuerzos y meriendas saludables que realizaron los propios chicos y chicas de la escuela de verano. Acompañado de una explicación nutricional complementaria a la actividad.

“Tú vales más que una imagen” es nuestro taller de prevención, en el que tratamos de informar y promover hábitos de salud para prevenir estas enfermedades.

Estas son algunas de las fotos de nuestros alumnos en los talleres!

Muchas gracias a todos por vuestra participación, vuestras ganas e interés 19598531_10155105185114219_638437214950553277_n19642767_10155105191829219_8497074057758196740_n19657074_10155105180604219_8143532624337124145_n19657443_10155105186379219_7603496201026199741_n19665160_10155105191814219_4902940778837676741_n19701964_10155105192029219_1994566110694733168_n20245631_10155173316799219_4346930611992046899_n20245903_10155173314694219_6888154442477671793_n20258072_10155173316914219_6032463438747522136_n20264579_10155173314884219_6568644257978632893_n20292849_10155173315929219_4447372469271409921_n20374440_10155173314964219_8569953083248529528_n

Actividad subvencionada por Diputación de Alicante


  • 0
pregorexia

Pregorexia, el gran desconocido de los Trastornos Alimentarios

En la actualidad, cada vez es mayor la conciencia de los trastornos de la conducta alimentaria entre la población, siendo los más comunes la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa.
Sin embargo, comienzan a surgir otro tipo de trastornos relacionados con la alimentación que, a pesar de no encontrarse categorizados en los manuales diagnósticos DSM-V y CIE-10, hoy en día comienzan a hacerse eco entre la población. Ejemplos de ello son la vigorexia, la ortorexia o la pregorexia.

“Read More”

  • 0
familia-comiendo

Los padres ante un TCA

Como es sabido, los trastornos de la alimentación son de etiología múltiple, en la cual intervienen diversos factores que propician la aparición de la enfermedad. Estos factores pueden ser de tipo biológico-genéticos, socioculturales y psicológicos e individuales de cada persona. Sin embargo es inevitable el sentimiento de culpabilidad, para los padres ante un TCA.

Es totalmente incorrecto afirmar que las familias son la causa de un trastorno alimentario. No obstante, se deben tener en cuenta ciertas características familiares, junto con otros factores individuales y externos de la persona, como hemos comentado, que pueden predisponer a sufrir este tipo de trastorno.

Ciertos factores de riesgo familiares son: el modelo de dinámica familiar (tenso, distante, poco afectuoso, sobreprotector o con poca comunicación), altas expectativas familiares, cambios de roles familiares, preocupación excesiva por el peso y las dietas por parte de los progenitores, obesidad de algún miembro de la familia…

Para el tratamiento de estas enfermedades es indispensable contar con la colaboración de la familia. El camino que conduce a comprender esta enfermedad es siempre largo y doloroso, y es necesario para poder ayudar a curarla.

Es totalmente incorrecto afirmar que las familias son la causa de un trastorno alimentario.

Los llamados grupos para padres ayudan a la familia de los pacientes a comprender la enfermedad, gracias a compartir sus experiencias con otras personas con la misma situación y ante un profesional.
El objetivo básico de estos grupos es formar a los padres para que sean elementos activos en el proceso terapéutico de sus hijos.

La prevención desde la familia y la compañía a lo largo del tratamiento es un pilar fundamental. Los padres deben prestar especial atención a la alimentación de sus hijos, valorarlos sin tener en cuenta su peso y reforzar su autoestima en ese y otros tantos aspectos; así como ayudarles a desarrollar un sentido crítico respecto a la delgadez y la obesidad.

familia-cocinandoPor Pressfoto – Freepik.com

 Cómo puede ayudar la familia

  • Es recomendable que la familia evite temas de conversación relacionados con la comida, el aspecto físico de la paciente o la salud de la misma. Son temas que se tratan en el grupo terapéutico o en sesión individual con el profesional.
  • Los padres son las personas que deciden los menús diarios, deben abstenerse a preguntar al paciente su opinión sobre este tema.
  • Intentar ignorar los comentarios o protestas del/la paciente respecto a cantidades o contenidos antes, durante y después de las comidas.
  • Procurar variar los menús, para ofrecer una mejor nutrición y evitar que pueda acogerse a determinados alimentos que pueda llegar a ritualizar.
  • Si existen diferencias de opinión entre los miembros de la familia (respecto al trastorno), discutirlos fuera de la presencia del paciente, o posponerlos para ser tratados en el grupo terapéutico.

La familia puede participar activamente en la modificación de las conductas problema de sus hijos y ayudarles a transformarlas por otras más deseables: ayudando a extinguir conductas, potenciando conductas deseadas mediante el refuerzo, el premio y la repetición, tranquilizar y acompañar a la paciente, transmitir seguridad y confianza, crear un clima de confianza familiar que facilite la comunicación entre sus miembros, hábitos de comida familiar como referencia para el/la paciente (alimentación variada, horarios de comidas, comer todos juntos…).

En el caso de que su hijo/a se resista a ser ayudado o niega el problema, es posible que aún no esté preparado para admitir que tiene un problema alimentario. No le ayudes a negarle con tu silencio. Habla de las cosas que observas y que te preocupan. No puedes obligarle a buscar ayuda, pero sí puedes indicarle a dónde puede dirigirse o llamar para pedir información. Puedes sugerir un análisis médico incluso. Es importante que no te pelees con él/ella por el tema de comida o el peso.

Recuerda que los trastornos alimenticios se centran en temas de control, y si se intenta controlar a la persona enferma, la enfermedad ganará. No se debe manipular a la persona con sobornos, recompensas, castigos o culpabilidad. El apoyo es la clave.

Los NO de los padres:

  • NO sentirse culpable. No hay padres perfectos, pero sí bien intencionados. No centrarse en las causas que lo originaron, lo pasado pasado es. Lo importante es saber lo que puedes aportar para ayudar a tu hijo/a.
  • NO permitir que la comida sea un arma.
  • NO permitir que preocupación por el problema reste atención a tu matrimonio, tus otros hijos o el resto de tu familia.
  • NO compadecer a tu hijo/a. Demuéstrale comprensión, pero no sobreprotejas. Necesita responsabilizarse de sus cambios y proceso.
  • NO intercambies roles con tu hijo/a.
  • NO dejarse manipular.
  • NO le acuses, condenes o reclames. No enfermó por gusto.

Los SÍ de los padres:

  • Demostrar a través de actos y palabras que se le quiere y se le respeta, pero asegurándose de que entienda que tu vida también es importante.
  • Darle la oportunidad de tomar responsabilidades en la medida que esté preparado/a.
  • Combatir el perfeccionismo.
  • Tratar de ser paciente y afrontar cada día como se presenta.
  • Reconocer y respetar sus ideas e ideales, aunque difieran de los tuyos.
  • Buscar apoyo en tu pareja o familia.
  • Los padres y familiares deben mostrarse unidos.

  • 1
tca en varones

Trastornos de la Conducta Alimentaria en varones

A pesar de que muchos estudios sitúen como factor de riesgo a desarrollar trastornos de la conducta alimentaria el sexo femenino, en los últimos años cada vez son más los casos de jóvenes varones con este tipo de patologías.

Algunos de los síntomas más comunes entre los hombres con TCA, son: pérdida de peso, necesidad de realizar ejercicio todo el tiempo, miedo a engordar, pérdida de apetito, obsesión por el estado y ejercicio físico, uso de pastillas para adelgazar y/o para desarrollar masa muscular, laxantes, vómitos, cansancio, cambios de humor repentinos y rasgos de perfeccionismo.

La metodología para el tratamiento y recuperación de los trastornos alimentarios son igual de eficaces en hombres y mujeres, dada la similitud en la sintomatología de ambos.

Los problemas de fondo emocional y psicológico de un TCA, como la baja autoestima, la tendencia al perfeccionismo y el control, existen independientemente del género. Sin embargo, existen algunas diferencias sutiles en los pacientes varones:

  • Los hombres suelen más propensos a tener sobrepeso u obesidad.
  • Algunos estudios han revelado que los hombres que reportaron reacciones negativas hacia los cuerpos de sus compañeros, como la burla, tienen más probabilidades de desarrollar un trastorno de la alimentación.
  • Los varones con anorexia son más obsesivos que las mujeres, con tendencia a la intelectualización, perfeccionismo y rigidez.
  • Hiperactividad exagerada como mecanismo de control de peso.
  • Afición a cocinar para otros, gusto por hacer compras ingentes e innecesarias de alimentos, las calorías, por obligar a los demás a comer incluso sin que lo deseen, por ayudar o pasar muchas horas en la cocina…
  • Relación con identidad sexual. Mayor prevalencia en varones homosexuales, más insatisfechos con su figura y peso que los varones heterosexuales.
  • Alexitimia sexual”, se caracteriza por la dificultad para sentir y expresar sus emociones o comunicar sus sentimientos en todo lo que se relaciona con el área sexual.
  • Nivel mayor de estrés precipitante.
  • La edad media de inicio en el sexo masculino es 17 a 26 en comparación con 15 a 18 en las mujeres.
  • Hacer dieta es menos frecuente y grave en los hombres como una característica de un trastorno de la alimentación. Los varones se suelen enfocar en la actividad física para perder peso o cambiar la forma del cuerpo, o conductas de tipo purgativas (vómitos o laxantes).
  • Los atletas masculinos tienen un riesgo considerable de desarrollar un trastorno alimentario, sobre todo aquellos deportes que exigen se mantenga un peso fijo o extremadamente bajo para mejorar la participación.
  • Lo importante en el sexo masculino es la mayor dificultad que presentan en aceptar la presencia del problema y sobretodo del buscar ayuda. Los principales factores son que los hombres por naturaleza son menos propensos a buscar ayuda médica que las mujeres con respecto a una enfermedad o lesión, en general, especialmente por problemas graves.

En muchas ocasiones, estos jóvenes suelen ser reacios a buscar ayuda debido al factor cultural que gira entorno a esta patología y el sexo femenino, llegando a empeorar su autoestima y sentir vergüenza.

Por ello, es importante romper con la creencia de que los trastornos de la conducta alimentaria son exclusivos de las mujeres.

Desde ADABE insistimos en la importancia de la educación acerca de los TCA para acabar con el mito de que son enfermedades femeninas.

Las enfermedades no son cosa de género, implican PERSONAS.

Si estás leyendo este artículo y sufres este tipo de problemas, o eres un familiar, amigo o pareja, no dudes en contactar con nosotros, tu salud y la de los tuyos es lo primero.

tca en varones
Fuente:
Asociación Gull-Làsegue para el Tratamiento de la Anorexia y Bulimia en Canarias
ITA, Instituto de Trastornos Alimentarios de Barcelona
Desórdenes Alimentarios Online

  • 0
manos

PROYECTO MUCHOMEJOR – Prevención de Trastornos Alimentarios en Centros Educativos

unión en la lucha contra los trastornos alimentarios
Para apoyar a esta entidad en su lucha constante contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), nos hemos unido los profesionales que trabajamos y colaboramos en ADABE al grito del lema

¡Todos para ADABE y ADABE para todos!

El equipo de profesionales hemos considerado que uno de los puntos más fuertes para esa lucha es la prevención,  y especialmente la prevención en edad adolescente.
Por ello, hemos desarrollado un proyecto que plantea la ejecución de un Taller de Prevención de TCA en los Institutos de Educación Secundaria. Con este se pretende trabajar temas sobre autoestima, imagen corporal, nutrición, hábitos saludables, etc.

Este tipo de actuaciones, tan importantes por su carácter socio-sanitario, precisan de ayudas económicas y técnicas de entidades públicas y privadas que subvencionen los costes que el desarrollo de las mismas produce.
Por todo ello hemos inscrito este proyecto en la campaña que está llevando a cabo la empresa Reale Seguros llamada “Proyecto Muchomejor”, y que este año celebra su segunda edición.
Esta campaña se crea para apoyar iniciativas como la nuestra, dedicadas a la asistencia social, la cultura y la protección del medioambiente.
Ahora lo que necesitamos es que tú nos apoyes y te sumes a la nuestra. Tan sólo tienes que darnos tu voto. Es muy fácil si sigues los siguientes pasos.
Primero tienes que entrar en la página de la campaña Proyecto Muchomejor y buscar nuestro proyecto en la sección “Iniciativas propuestas”. O simplemente clicar en “Taller de prevención de TCA en los IES” para acceder directamente a la ficha del mismo desde esta página.
Proyecto Muchomejor “Taller de prevención de TCA en los IES”
Una vez en la página de la campaña de nuestro proyecto verás la descripción del proyecto, en el centro, y arriba a la izquierda de la página verás el contador de votos y el botón dónde hay que pulsar “Votar”.
Solamente se puede votar una vez al día, y una vez por proyecto.
Una vez que hayas votado (la primera vez que lo hagas) la web pedirá que te registres para que el voto sea válido. Es muy sencillo, sólo has de rellenar un formulario con tu nombre, apellidos, DNI y tu email.

Para terminar, y si te apetece y crees conveniente, puedes difundir y compartir esta campaña con tus amigos en las redes sociales. Verás que en la misma ficha, bajo a la izquierda, tienes varios botones de Facebook, Twitter y Google+ para que puedas hacerlo con toda comodidad.
La fase de votación pública acabará el 14 de Diciembre, así que nos queda poco tiempo para al menos intentar estar entre los 10 más votados para poder optar al premio.
A votaaaaaaaaaaaar!!!!!!