La solución para un Trastorno Alimentario: PREVENCIÓN

La solución para un Trastorno Alimentario: PREVENCIÓN

Beatriz Vives, nutricionista de ADABE, en las II Jornadas Multidisciplinares sobre TCA
Beatriz Vives, nutricionista de ADABE, en las II Jornadas Multidisciplinares sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria/ Inma González.
Beatriz Vives, nutricionista de la Asociación de Anorexia y Bulimia de Elche, participó como ponente en nombre de ADABE en las "II Jornadas Multidisciplinares sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria" que organizó la Asociación Praxis Vega Baja junto a otros organismos de Rojales los días 26 y 27 de abril.
Su ponencia se centró en la  prevención de la obesidad infantil a través de un programa sobre una nutrición equilibrada en el que, también, desmintió ciertas creencias erróneas sobre la alimentación.

“Te voy a castigar sin postre”.

Cuántos padres habrán utilizado esta frase para conseguir que sus hijos se terminen el plato de comida que tienen sobre la mesa y, por tanto, cuántos niños habrán terminado de comer estando saciados. 
Esta es una de las creencias erróneas que, sin ser conscientes de ello, muchas familias ponen en práctica para que sus hijos gocen de una buena alimentación.
Durante el desarrollo, la etapa de la infancia es la más importante para gozar de una alimentación equilibrada y evitar la aparición de un Trastorno de la Conducta Alimentaria. Esto se consigue adaptando la alimentación a cada etapa del desarrollo. 
Cuando un niño se encuentra en la etapa de entre los 2 y 3 años, el crecimiento es más lento y, por tanto, el desgaste calórico menor. Si en estos momentos, se fuerza a comer al niño, se puede estar fomentando una obesidad sin ser conscientes de ello.  
“Nunca hay que utilizar alimentos como recompensa o castigo o estaremos propiciando un TCA”, aclaró Vives.

No obstante, y sin voz de alarma, la etapa más crítica del desarrollo a nivel físico y emocional, es la de los 7-12 años, donde los cambios hormonales comienzan a reflejarse en el físico con un aumento anual de entre 4 y 4,5 Kilogramos.

“Es importante conocer cómo hay que alimentarse desde la infancia puesto que los hábitos de alimentación comienzan en la etapa escolar y hay una tendencia a la americanización”.

Así de convincente se mostró Beatriz Vives para concienciar de que cualquier TCA, en la mayoría de los casos, puede prevenirse si se actúa correctamente.

La nutricionista matizó que la obesidad es un trastorno alimentario igual de grave que la anorexia o la bulimia. 
Por ello, ADABE pone a disposición de padres e hijos talleres sobre alimentación donde se aportan consejos útiles como la importancia de “desayunar en familia y dedicarle tiempo a la primera comida del día”; una escuela de padres donde informar y atender a familias con algún caso de TCA y diversas actividades terapéuticas como el Reiki.

II Jornadas Multidisciplinares sobre TCA 2012

Los próximos días 26 y 27 de Abril tendrán lugar las "II Jornadas Multisciplinares sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria" en Rojales (Alicante) organizadas por la Asociación Praxis Vega Baja y la Concejalía de Juventud del Excmo. Ayuntamiento de Rojales.
Se trata de una actividad gratuita y que está reconocida con 1'5 créditos de libre configuración por la Universidad Miguel Hernández. Eso sí, hay que inscribirse previamente ya que el aforo es limitado. 
Todo aquel que esté interesado en participar deberá enviar un correo electrónico a skainer1984@hotmail.com, poniendo en el "Asunto": TCA e indicando sus datos personales: Nombre y Apellidos, DNI, Direción, Teléfono de contacto, para que la organización del evento sea lo más correcta posible.
El objetivo principal de estas jornadas es ofrecer información y prevenir a todas las personas interesadas y profesionales que desarrollan labores de intervención social, educativa y sanitaria, con el fin de lograr un mayor conocimiento y sensibilización sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). 
Así mismo también desea ofrecer un recurso informativo acerca de este tipo de trastornos y erigir un espacio para la reflexión acerca de los desórdenes alimentarios.
ADABE vuelve a colaborar en estas Jornadas a través de la presentación de una ponencia por parte de nuestra nutricionista Beatriz Vives Cuenca. Será el viernes 27 y se llama "Reducción de la obesidad infanto-juvenil desde una reestructuración alimentaria".
A continuación os dejamos el programa de las Jornadas:

DIA 26 de ABRIL (Jueves)
16.30h. Inauguración a cargo de las autoridades asistentes.
17.00h. Aproximación clínica de los TCA: Evolución, Estado Presente y comorbilidad con otras patologías.
(Dr. Gonzalo pagán Acosta, Psiquiatra responsable de la Unidad de TCA del Hospital Universitario Reina Sofía de Murcia.
18.15h. DESCANSO-CAFÉ
18.30h. Factores predisponentes y de mantenimiento ante conductas deficitarias de la alimentación.
(Dra. Yolanda Quiles Martínez, PDI e Investigadora proncipal del G.I.I.- T.C.A. del Dpto.Psicología Salud Universidad Miguel Hernández)
19.45h. Educación Emocional como propuesta preventiva socioeducativa.
(D. Abraham Fdez. Murcia, Pedagogo y Educador Social, Técnico Serv. Espec. Atención Familia e Infancia).
21.30h. FIN SESIÓN 1

DIA 27 de ABRIL (Viernes)
10.00h. TCA, Medios de Comunicación Social y Sistema de Valores Publicitarios.
(Dª Cristina González Díaz, PDI Psicóloga Social y CC de la Comunicación Universidad de Alicante)
11.15h. Reducción de la obesidad infanto-juvenil desde una reestructuración alimentaria.
(Dª Beatriz Vives cuenca, Lic. CC y Tecnología de los Alimentos. Dip. Nutrición Humana y Dietética. Técnico de ADABE)
12.30h. DESCANSO-CAFÉ
Actividad Complementaria: Medición de la grasa corporal. IGM
13.00h. TCA & AAsociacionismo: Programa de intervención complementaria desde la acción comunitaria.
(Dª Emilia Hernández López, D. Benjamin Martín Mora y Dª Encarnación Sánchez Martínez. Directiva ADANER Murcia)
14.00h. DESCANSO-COMIDA
16.00h. Taller práctico. Vidaforum
18.00h. DESCANSO-CAFÉ
18.40h. Mesa Redonda: Juventud, Familia y Sociedad: convivir con los TCA.
Dª Tania Evans Sánchez, Directora Centro Evans. Psicóloga Espec. Psicología de la Salud.
D. José J. Gutierrez, Jefe Serv. Promoción y Educ. para la Salud CARM (Plan de educ. para la Salud en CEIP's de la Reg. de Murcia).
Dra. Mª del Rocío Ortiz Moncada. PDI del Dpto. de Enfermería Comunitaria, Medicina Preventiva & Salud Pública de la Universidad de Alicante. Coordinadora de España Proyecto Europeo POLMARK (medición de la influencia en la comercialización de comida en la obesidad infantil).
20.00h. Sanidad, Trastornos Alimentarios & Política Social Local.
(Dra. Mª Algustias Oliveras. Psiquiatra Coordinadora Provincial de Unidades Salud Mental. directora de la División de Psiquiatría de la Fac. Medicina de la UMH. Presidenta del Foro Nacional M.P.E.)
21.00h. CLAUSURA Y ENTREGA DE CERTIFICADOS.

 PINCHA AQUÍ para acceder al evento que Asoc Praxis Vega Baja ha creado en Facebook.


Trastornos Alimentarios

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1";
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, 'script', 'facebook-jssdk'));

Un trastorno alimentario es una enfermedad causada por la ansiedad y por una preocupación excesiva por el peso corporal y el aspecto físico, relacionada con la alteración de los hábitos alimenticios comunes.
La persona que padece algún trastorno en su alimentación basa en la comida todos los pensamientos y actos que forman parte de su vida cotidiana, sintiéndose hiperdependiente de esa idea, con lo cual el alimento se convierte en el eje a partir del cual gira la vida y el mundo de relación de la persona que padece dicho trastorno.

Después de la obesidad, la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa son los trastornos alimenticios más conocidos. Son más frecuentes durante la adolescencia aunque cada vez se dan más casos en adultos, igual pasa en el caso del género, estos problemas se empiezan a dar tambien en varones.
No olvidemos el trastorno por atracón, generalmente asociados a otros problemas, estrés, emocionales,de pareja, ect. Aunque la vigorexia (preocupacion obsesiva por el cuerpo se manifestada por un exceso del ejercicio físico) y la ortorexia (obsesión por consumir únicamente comida sana) se dan también en un alto grado parecen estar  más relacionados con un tipo de personalidad más exigente, muy autocrítico y con alta necesidad de control, que le da demasiada importancia al aspecto físico.

Estas conductas alimenticias, más allá de los síntomas que encierra cada uno en especial, son acompañados por un marcado aislamiento de la persona, excesivo cansancio, sueño, irritabilidad, agresión (sobretodo hacia personas conocidas y miembros de la familia), vergüenza, culpa y depresión, registrándose un trastorno en la identidad a partir de la nominación de la enfermedad.

Los factores que predisponen a padecer un trastorno alimentario son múltiples:

  • Psicológicos: Distorsión de la imagen corporal, depresión, trastornos de la ansiedad, problemas para controlar los impulsos. Trastornos de personalidad y comportamiento, compulsivos, auto-exigentes.
  • Biológicos: sustancias neuropsíquicas, como los péptidos endógenos (endorfina beta) y las neurohormonas reguladoras del metabolismo e ingesta (leptina, grelina, adiponectina, insulina, colecistoquinina).
  • Familiares: problemas de comunicación, familias con malos hábitos dietéticos, antecedentes familiares de trastornos de la alimentación, abusos.
  • Culturales: ideal de delgadez en la cultura y sociedad actual, realización de regímenes.

En cuánto a las áreas básicas de intervención de esta clase de trastornos del comportamiento alimentario, hay que intervenir sobre las manifestaciones a nivel fisiológico, cognitivo (interpretaciones irracionales y negativas que la persona realiza sobre ella misma, su problema y su entorno) y comportamental (evitación y afrontamiento incorrecto de situaciones). Se pueden resumir de la siguiente forma:

  •     El área somática, con los objetivos de mejora de toda su condición física mediante la restauración del peso a un nivel normal para su edad y talla y el posible desequilibrio electrolítico debido a las conductas purgativas en la bulimia.
  •     El área conductual, con los objetivos de normalización de la alimentación, modificación de los hábitos alimentarios y eliminación de las conductas purgativas.
  •     Área psicológica, con el objetivo de modificar la alteración de la imagen corporal y el miedo a incrementar peso, e intervenir sobre el afecto negativo.
  •     Área interpersonal y familiar, con el objetivo de intervenir sobre las habilidades sociales y las relaciones familiares conflictivas.