bulimiaLa bulimia es un TCA que se caracteriza por episodios de atracones (ingesta voraz e incontrolada), en los cuales se ingiere una gran cantidad de alimento en poco espacio de tiempo y generalmente en secreto.

Las personas afectadas intentan compensar los efectos de la sobreingesta mediante vómitos autoinducidos y otras maniobras de purga (abuso de laxantes, uso de diuréticos, etc.) e hiperactividad física.

Muestran preocupación enfermiza por el peso y figura.

La bulimia suele ser un trastorno oculto, ya que fácilmente pasa desapercibido, y se vive con sentimientos de vergüenza y culpa.

La persona afectada suele pedir ayuda cuando el problema ya está avanzado.

Cuáles son sus síntomas

Esta enfermedad suele darse en jóvenes con una edad que ronda los veinte años y, con frecuencia, tras haber padecido una anorexia nerviosa.

Estos enfermos comen considerables cantidades de comidas, rápidamente y en forma de atracón, generalmente a escondidas. Utilizan purgantes y se produce el vómito.

En la mayoría de los casos esta enfermedad comienza tras haber realizado dietas sin control médico.

Es sabido que, aproximadamente un 50% de los casos de anorexia, evolucionan hacia el padecimiento de una bulimia.

Como consecuencia de una alimentación totalmente desequilibrada, el enfermo de bulimmia, siente una sensación de debilidad, mareos por hipertensión arterial, depresiones, alteraciones digestivas, caída del cabello y en caso de las chicas irrgularidades menstruales.

Cuáles son las manifestaciones clínicas específicas

  • Pérdida de control sobre la conducta alimentaria, es decir, episodios recurrentes de ingesta voraz (atracones).
    En estos atracones, las personas afectadas ingieren gran cantidad de alimentos en cortos períodos de tiempo.
    El tipo de alimentos consumidos durante el atracón varía, pero en la mayoría de casos se ingieren dulces y alimentos con alto contenido en calorías.
    Se pueden presentar a cualquier hora del día pero son más frecuentes a partir de media tarde.
    Pueden desencadenarse por estados de humor triste, dificultades interpersonales, hambre intensa o tras dietas restrictivas, sentimientos relacionados con el peso, la figura corporal o los alimentos.
    Siempre van seguidos de sentimientos de culpa, autodesprecio o humor depresivo.
  • Presencia de mecanismos compensatorios destinados a impedir el aumento de peso: del 80% al 90%de las personas afectadas se provoca el vómito después del atracón. El efecto inmediato es el alivio delmalestar físico y la reducción del miedo a ganar peso.
  • Otros mecanismos utilizados para evitar el aumento de peso son el abuso de laxantes y el uso de diuréticos o el consumo de otros fármacos anorexígenos, la realización de ejercicio excesivo o el ayuno.
  • Preocupación persistente por el peso y la figura: se trata de un miedo morboso a engordar. La mayoría de los síntomas de BN parecen ser secundarios a estas actitudes y su modificación es probablemente esencial para la completa resolución del trastorno.

 

Si padeces estos síntomas o conoces a alguien que los tenga, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros.